Proyecto de investigación: Estudio de los problemas de comunicación y aprendizaje de personas con síndrome 22q

Investigadora Principal:
Rosa M. Bermúdez de Alvear. Universidad de Málaga.

La deleción 22q puede manifestarse mediante un amplio espectro de rasgos clínicos. Las principales manifestaciones, que aparecen en más del 70%, incluyen cardiopatías, agenesia del timo y/o paratiroides y malformaciones del paladar, lo que suele manifestarse mediante malformaciones conotruncales, inmunodeficiencia, hipocalcemia, insuficiencia velofaríngea y dificultades de aprendizaje. Existen otras alteraciones que afectan a un 50-25% de los casos, entre las que destacan las enfermedades autoinmunes y hematológicas, dismorfias máxilo-faciales, malformaciones en la base del cráneo, columna cervical, cerebro, sistema ocular, aparato cócleo-vestibular, sistema músculo-esquelético, riñones, tracto gastrointestinal, el desarrollo pondero-estatural y psicomotor, o los trastornos del comportamiento, que en la edad adulta pueden asociarse a enfermedades psiquiátricas.
En definitiva, el síndrome 22q (SD22q) afecta a la salud desde el nacimiento hasta la edad adulta, y sus efectos van a alterar la calidad de vida tanto de las personas afectadas como de sus cuidadores. Dado que las manifestaciones morfológicas y funcionales se pueden asociar entre sí con gran variabilidad, estos sujetos no poseen un perfil característico o universal. Todo ello puede conllevar no sólo retrasos en el diagnóstico o malentendidos clínicos, sino también un exceso de morbilidad, ya que estos individuos requieren que los tratamientos sigan unas pautas específicas para cada caso.
En base a todo lo anterior se entiende que la atención médica y educativa de los pacientes afectados por SD22q debe ser multidisciplinar e integrada. Una identificación temprana y una asistencia sanitaria sistematizada pueden suponer una diferencia significativa en cuanto a la al tratamiento de las enfermedades asociadas y al desarrollo curricular de estos niños, así como en cuanto a la optimización del apoyo institucional proporcionado a las familias. Por este motivo, existe la necesidad de disponer de un mayor conocimiento científico y de una eficiente coordinación asistencial, todo lo cual se vería muy favorecido si se realizara una adecuada evaluación de la población de riesgo.

Objetivos

El presente proyecto 22q se centra en el estudio de las manifestaciones clínicas relacionadas con la comunicación oral y el aprendizaje que presentan las personas diagnosticadas con el SD22q y que pertenecen a la Asociación 22q de Andalucía. Posee tres objetivos principales:
1. Evaluar las alteraciones morfológicas y funcionales que afectan al habla y al aprendizaje motor.
Como parte de este primer objetivo, se derivan los siguientes objetivos parciales:
1.1 Evaluar las alteraciones morfológicas y funcionales que afectan al tracto aerodigestivo superior (cavidad oral, faríngea y laríngea, con sus problemas asociados de deglución, habla y voz).
1.2 Evaluar las alteraciones morfológicas y funcionales que afectan al oído (malformaciones, hipoacusia, alteraciones del equilibrio).
1.3 Evaluar las alteraciones morfológicas y funcionales que afectan a la región estomatognática y columna cervical (anomalías en la postura céfalo-caudal).
1.4 Evaluar las alteraciones funcionales que afectan al aprendizaje motor (déficits de coordinación orofacial y óculo-manual).
2. Investigar las relaciones entre las malformaciones encontradas en esta población (fenotipos) con sus posibles localizaciones genómicas, usando para esto la información disponible en la base de datos DECIPHER.
3. Analizar el impacto que el SD22q ejerce sobre la calidad de vida de los afectados y sus cuidadores.

La población de estudio incluye a 35 sujetos diagnosticados con alteración genética de la región 22q, cuyas edades están comprendidas entre 3-45 años, todos ellos pertenecientes a la Asociación 22q de Andalucía. Su participación es voluntaria y se ha obtenido tras ser informados y haber firmado un formulario de consentimiento clínico.
Cronograma de actuaciones. Las evaluaciones destinadas a investigar las alteraciones morfológicas y funcionales que afectan al habla (objetivos 1.1, 1.2 y 1.3), así como la calidad de vida de estas personas y sus familiares (objetivo 3), han sido llevadas a cabo durante el periodo comprendido entre noviembre y mayo de 2018. Estos estudios han sido realizados en la Facultad de Medicina (UMA), el Hospital Materno Infantil (HRU-HMI, perteneciente el Hospital Regional Universitario de Málaga) y en el centro audiológico Oír-T, en Málaga.
Durante los últimos meses de 2018 y los primeros de 2019, se llevarán a cabo los estudios clínicos destinados a evaluar el desarrollo motor. Estos estudios serán realizados en la Facultad de Medicina (UMA) y en el HRU-HMI.
A lo largo de 2019 se cumplimentará el estudio bioinformático para analizar la asociación entre las malformaciones encontradas (fenotipos) y las regiones genómicas. Esto será llevado a cabo en el Departamento de Biología Molecular y Bioquímica (UMA) mediante el uso de un portal web que contenga la información de las relaciones región genómica-síntoma de la enfermedad, extraídas a partir de la base de datos DECIPHER. Este portal web se habilitará para depositar todos los hallazgos clínicos por cada paciente de este estudio. En el mismo, se implementarán algoritmos de análisis y correlación de datos para agrupar los pacientes del mismo tipo entre sí y para relacionar los hallazgos clínicos de cada paciente con las posibles regiones genómicas
mutadas.
Protección de datos. La información obtenida mediante estos procedimientos de evaluación, así como a partir de las historias clínicas de los sujetos, será codificada para mantener el anonimato y la confidencialidad. Al finalizar el estudio, cada uno de los participantes recibirá información individualizada sobre los resultados obtenidos durante su evaluación, tal y como es especificado en los formularios de Información y Consentimiento Clínico. Todos los procedimientos de evaluación de este estudio, así como el uso y publicación de los resultados que de él deriven, se realizarán siguiendo las Normas de Buenas Prácticas Clínicas publicadas por el Ministerio de Sanidad y Consumo (CPMP/ICH/135/95) y de acuerdo con la Ley Orgánica 15/1999 de protección de datos de carácter personal y su reglamento de desarrollo, en su caso el Real Decreto 1720/2007 (BOE-A-2008-979).

El equipo investigador

El actual proyecto SD22q se está llevando a cabo gracias a la colaboración de investigadores de la UMA y de médicos especialistas del Hospital Materno Infantil de Málaga (HRU-HMI):
Rosa Bermúdez de Alvear. Doctora en Medicina, Experta en Foniatría, Profesora Contratada Doctora del Departamento de Radiología y Medicina Física, Oftalmología y Otorrinolaringología, UMA.
Rafael Ruíz Cruces. Doctor en Medicina, Profesor Titular del Departamento de Radiología y Medicina Física, Oftalmología y Otorrinolaringología, UMA.
Lourdes Barriga Núñez. Doctoranda en el programa “Biomedicina, investigación traslacional y nuevas tecnologías en salud”, Graduada en Logopedia, Máster Oficial de Investigación en Ciencias de la Salud, UMA.
Elena Rojano Rivera. Becaria de investigación y estudiante de doctorado del programa Biología Celular y Molecular, Departamento de Biología Molecular y Bioquímica, UMA.
Pedro Seoane Zonjic. Doctor en Biología Celular y Molecular (UMA), becario FPDI (Formación del Personal Docente e Investigador) de la Junta de Andalucía.
A. Ginés Martínez Arquero. Doctor en Medicina (UMA), Facultativo Especialista del Área de Otorrinolaringología, HRU-HMI.
Bienvenido Ros López. Doctor en Medicina. Facultativo Especialista del Área de Neurocirugía, HRU-HMI.
Sara Iglesias Moroño. Doctora en Medicina. Facultativa Especialista del Área de Neurocirugía, HRU-HMI.
María Martínez León. Facultativa Especialista del Área de Radiología, HRU-HMI.

Francisco Ruíz Delgado. Facultativo Especialista del Área de Cirugía Máxilo-Facial, HRU-HMI.

Aplicaciones clínicas y futuras líneas de estudio

Consideramos que este estudio nos va a posibilitar avanzar en el conocimiento de las alteraciones que repercuten sobre la comunicación y el aprendizaje de las personas afectadas por el SD22q.
Este conocimiento nos permitirá diseñar programas de diagnóstico, de seguimiento evolutivo y de intervención que sean más eficientes. Todo ello consideramos que puede contribuir a una mejor protocolización de la atención clínica (a nivel de Medicina Familiar y Especializada).
Por otro lado, el conocer con mayor precisión las relaciones entre las manifestaciones fenotípicas y las alteraciones genómicas, puede ser de gran utilidad para el médico durante la consulta diaria, ya que le facilitará la detección e identificación de las anomalías encontradas en cada caso.
Sobre la base de todos estos datos, se está desarrollando una tesis doctoral, dentro del Programa de Doctorado de la Facultad de Medicina (UMA).
A nivel educativo, este proyecto puede aportar también una serie de avances, ya que el análisis de las dificultades de comunicación y de aprendizaje permitirá atender de manera más específica las necesidades de estos niños, todo lo cual redundará en una mejor adaptación e integración en el sistema educativo.
En definitiva, creemos que este trabajo puede contribuir a la sistematización del diagnóstico y el seguimiento evolutivo del síndrome 22q, lo cual debe redundar en una optimización de los recursos sanitarios y educativos disponibles para este colectivo de personas.